Welcome to our website !

With Love, Emilia

Junio 9
Una de las cosas que he estado tratando de figure out es el trato hacia los sirvientes. Son amables con ellos, pero siempre se están imponiendo las fronteras de las clases sociales/castas en lo cotidiano. Con el lenguaje, por ejemplo, me ha costado trabajo. Se supone que acá todos hablan inglés, pero a los sirvientes sólo les hablan en hindi y ellos solo contestan en hindi. Por un lado, como no hablo hindi, no se como comunicarme con el conductor que me lleva a todas partes, por ejemplo, pero por el otro lado tampoco sé como ser amable con ellos si no puedo hablarles más allá de un thank you very much. Si les sonrío o digo have a good night o hello se considera imprudente, tanto por el género como por la posición social. Es dificil. Aunque siento que me permiten más flexibilidad a mi por ser extranjera y no saber como funcionan las cosas aquí. A veces me parece que para muchos de ellos enfrentarse a un extranjero es un espacio en el que se rompen un poco las barreras culturales tradicionales y se permiten establecer nuevos órdenes: uno entra a estas dinámicas sociales siendo vulnerable e ingenuo, entonces los locales, sean de la casta que sean, están por encima de uno de alguna manera. Es interesante. Aunque no quiero hablar en términos de una persona por encima o debajo de otra.
Otra cosa interesante es que practicamente todos los sirvientes son hombres. Desde los cocineros hasta los choferes. También me parece que la mayoría de gente caminando en la calle es hombre..hablando con los de aquí parece que es una sociedad muy tradicional y patriarcal en la que la mujer corresponde al ámbito de lo doméstico sólamente, a la crianza y el hogar..
Otras cosas curiosas que me asombran:
Hay que quitarse los zapatos para entrar a cualquier cuarto.
Nunca había visto a tanta gente pitar en la calle pero no decir ni una sóla palabra. Motos, carros, tuc-tucs, rickshaws, buses, todos pitan por lo menos 14 veces por minuto pero jamás se ponen bravos cuando alguien se atravieza, nunca bajan la ventana para gritar nada, ni siquiera se quejan en voz baja mientras manejan. Es muy chistoso.
Otro día trato de tomarle foto, pero aquí los barber shops locales son en la mitad de la calle. Son chuzos en los que montan un plastico con estacas, una silla y un espejo y le arreglan la barba y el pelo a los tipos mientras los carros pasan al lado.
La pasividad se impone en todo. Desde el lenguaje hasta en los problemas de salud.
Casa enorme abierta. Viven abuelos y sirvientes.
Con respecto al proyecto de Community Empowerment Lab y el Kangaroo Mother Care Method y la cultura en general:
-algo de lo que más me ha impresionado la pasividad y neutralidad de gente de acá, y como esa cultura se impone en todo, desde el lenguaje cotidiano hasta los problemas de salud pública. Conversan super poquito, son muy poco expresivos, hablan muy pasito..yo se que los colombianos somos muy enérgicos y que además soy cárdenas y me emociono y manoteo más que papá, pero igual. Jaja. El caso es que eso también se ve en el comportamiento cotidiano. No tienen afán para nada, todo va dándose y resolviéndose por ahí, no hay casi planes, la cosa la van piloteando. Y eso se traduce en problemas macro con la mortalidad infantil. Aquí (de lo que he aprendido, aunque me falta mucho más por aprender), el problema no es tanto el machismo, como decía Nathalie Charpak. El problema es la negligencia de la población en general. Los nacimientos no son un big deal cuando estás en un país sobrepoblado, donde el espacio cubierto por una persona de américa equivale al de 30 personas en la India. Precisamente por eso, una muerte de un neonato tampoco es una gran tragedia. El motto de Community Empowerment Lab es to attach importance to the life of a baby. Es sensibilizar a la gente para hacerlas care. Demostrar que vale la pena tratar de salvar a un bebé prematuro. Y lo tenaz es que esto no es sólo la barrera que impide que se acoja bien el método canguro entre las mamás, esa misma falga de urgencia está en el sistema médico. Los de acá luchan para que los mismos doctores y enfermeras entiendan la urgencia de realmente cuidar a bebés prematuros, la importancia de ser rigurosos en los check ups diarios, lo valioso que puede ser el método canguro para salvar vidas, la importancia de la higiene. Kuhu, una de las que trabaja acá, me contaba que estaban trabajando con los doctores para tratar de que le tomarán en serio las medidas a los bebés que nacían, porque hasta ahora un doctor los medía al ojo cargándolos en la palma de la mano para decir que la mamá ya se podía devolver a su casa. O que prendían el aire acondicionado a toda potencia en las salas de canguro porque la gente tenía calor, sin pensar que para bebés prematuros tan vulnerables seguramente les dará hipotermia.
Pero bueno. Es muy esperanzador ver a gente tan pila tratando de cambiar el mundo a pesar de los retos tan grandes que tienen que sobrepasar. Kuhu, por ejemplo, está tan orgullosa de que el trabajo aquí sea su primer trabajo después de graduarse de la universidad! Dice que por fin se siente pertinente para el mundo, es muy linda y llena de energía. También me parece lindísimo la poca imposición desde la cual plantean el proyecto. No son invasivos con la gente, ni se ponen en una posición de superioridad hacia las mamás. De hecho trabajan con unas mujeres llamadas agrimas (signidica beginning en hindi) que vienen de zonas rurales y son analfabetas pero quieren ayudar en estos temas. Juegan el rol de mediadoras entre el proyecto y las comunidades e instituciones médicas públicas. A ellas las capacitan en el método canguro y ellas van a enseñarlo. Como son de allá las escuchan mucho más.
Bueno. Está tarde y estoy agotada entonces paró aquí por hoy. Me siento como una esponja recogiendo cada detalle que veo, a mi todo acá me asombra. Les mandó unas fotos. Las primeras son de mi desayuno en el hotel, paratha. También está Shamabhavi, la hija mayor de Vishwajeet y Aarti. El edificio rosado es el hospital público al que fui esta mañana, uno de los que puso una unidad de método canguro. Otras son fotos de las calles. La panorámica y la que parece un palacio son unos monumentos históricos importantes de la época de la colonia (Bara Imambara). Las otras son de la casa de los Kumar por fuera y por dentro (la oficina de CEL que es el basement de la casa). Y la última del hostal donde estoy. 
Los quiero. 














7 de junio. Aquí son las 5:30pm.
Estoy en el gate para coger el vuelo a Lucknow. La primera aproximación a esta cultura tan distinta fue un poco intimidante. Me sentía sola, tan fuera de lugar. Pienso en como se sentirás los que tienen que irse de su país y llegar a vivir como immigrantes. A veces me siento vulnerable, y eso que tengo un lugar seguro a dónde llegar aquí en la India y también un hogar en Colombia. Como se sentirán ellos, que no tienen ni un espacio adelante ni uno atrás..
Cuando estaba en uno de los counters para hacer check in, después de que pasaran mi maleta, ya me iba montando al ascensor para ir a la gate cuando un señor vino corriendo y me dijo que tenía que volver al counter. Luego otro me dijo que había un problema con mi maleta. Your bag is jammed miss, me dijo. Después me dio risa, pero ahora que lo pienso es en momentos así donde el peso de la historia de cada país se siente. Cuando dijeron que la maleta estaba jammed empecé a pensar juepucha, soy colombiana, van a decir que alguien la jammeo con droga o algo así (nótese que hasta me inventé el verbo de jammear una maleta, spurts of creativity in the middle of a panic attack). Pero no. Se había jammeado en la rampita de maletas, estaba atascada. Llamaron a los de logística y la desatascaron y ya.
En fin.
También es maravilloso como las culturas se imponen en todo lo cotidiano. Aquí todo es naranja, rojo y amarillo. La ropa, la comida, hasta las sillas de los aviones. Y si la música tuviera colores, los sonidos de las sitaras y las voces también serían dorados, rojos y naranjas, lo juro jaja. También vi el head wobble por primera vez y me emocioné mucho! Jejeje es muy chistoso para uno que tiene esos gestos tan automatizados. La verdad no sé que significa cuando lo hacen, es como el 'ajá' colombiano. Significa sí, sí sarcástico (o sea 'no'), tal vez, eventualmente sí, digamos que sí, sí pero no, etc. Jaja. También me sorprendió cuando me saludaron en el avión con namaste y las manos juntas, son cosas que a uno nunca de le ocurre que pueden ser tan distintas hasta que las vive. Que grande que es el mundo.
Aunque la cultura india general es muy diferente a la occidental, también es super heterogénea entre las zonas del país. La ropa es muy diferente, por ejemplo. En mi gate a Lucknow las mujeres tienen como unas blusas cuadradas largas y leggings debajo. En la gate del lado, que va a Calcutta creo, todas tienen saris. También es curioso que son sólo las mujeres las que se visten así. Todos los hombres tienen ropa occidental, camisas y jeans.
Los dialectos también son totalmente diferente. En unos usan mucho la b, en otros el sonido ch o sh. Que raro que lo que los una a todos sea el inglés, si dos personas hablan dialectos diferentes se comunican en hindi o en inglés. Incluso me parece que dentro de los dialectos hay muchas palabras en inglés. Musical instruments, whatever, classes, please y los días de la semana, por ejemplo. Todos dicen 'excuse me' también jeje. Tenaz como las colonias tienen tanto poder a través de los años.
Pero bueno. Todo esto es desde el aeropuerto de Delhi, jajaj. Me imagino que será todo un nuevo mundo cuando llegue a Lucknow, cuando esté en la casa de los Kumar, cuando vaya a trabajar a zonas rurales.. Ya voy a abordar. Los quiero mucho.




junio 6 2017

NY está frío y nublado a pesar de ser verano. Pero está lindo y exciting como siempre. Sofi Forero está contenta, tranquila y con los pies en la tierra. En el metro se puso a bailar con los street performers que tocaban tambores. Está con el espíritu lleno. Anda volando en la cotidianidad agitada de esta ciudad, siempre llena de actividades, y cosas que hacer. Me quiere mucho y es muy cariñosa conmigo, como siempre lo ha sido. Me llevó a Staten Island en ferry y caminamos un rato por las calles. Me contó sobre todas sus aventuras en medio del mundo de artistas newyorkinos, me parece fascinante esta ciudad pero debe serr difícil encontrar espacios de inner peace en medio de tantos estímulos. Aunque es curioso porque hoy estaba como dormida la ciudad, debajo de esa capa de neblina que anda opacando el verano estos días. En fin. Mañana salgo ya para la India. Estoy aterrada con el hecho de poder estar en tres rincones diferentes del mundo en tres días seguidos. Que impresión como se conecta de fácil el mundo ahora. Y que impresión lo afortunada que soy de poder vivir todo eso, de poder vivir mi vida a un nivel tan global, tan diverso, tan lleno de colores. Mañana me voy al otro lado del mundo! Los quiero mucho, ojalá todo salga bien con el vuelo de Palo.
milla









 


































































VII

I hide myself within my flower,
That wearing on your breast,
You, unsuspecting, wear me too-
And angels know the rest.

I hide myself within my flower,
That, fading from your vase,
You, unsuspecting, feel for me
Almost a loneliness.

-Emily Dickinson

































































































I found myself
Amidst the colors
Of a long lost universe
That has slowly forgotten its own name











Powered by Blogger.